lunes, 28 de mayo de 2012

La duda

Veo en tus ojos el amor que por mí profesas y me pregunto si soy merecedora de tal afecto. Me intriga si te conservo porque te quiero con locura, o por un afán egoísta de que con tu presencia mediante, yo pueda cumplir mis sueños. ¿Qué es enamorarse? Antes tenía una idea de ello. Pero, tras conocerte, todos mis estrictos estándares y mis definiciones cuidadosamente calculadas de lo que debía ser cada sentimiento se desvanecieron.

Es extraño. Hay días en los que siento que se me va la vida si no estoy a tu lado. Sin embargo, en mis ataques de apatía parece que me da igual permanecer contigo toda una eternidad que morir sin volver a verte. Pero así y todo, me pongo a pensarlo profundamente y no puedo imaginarme un futuro que no sea en tu compañía.

Entonces, ¿por qué la duda?


5 comentarios:

  1. ♥_♥... porque somos humanos... las dudas es parte de nosotros... Entre día y día, normal es dudar...
    Saludos mi querida, me alegra saber de ti Rita... ñ_ñ

    ResponderEliminar
  2. Si no puedes imaginar un futuro sin esa compañía, no es necesario dudar.

    ResponderEliminar
  3. Supongo que porque esta en la naturaleza de nosotros dudar, temer, confundirmos a nosotros mismos con ideas propias... anda a saber ;) Muy buen texto! desde ya te sigo en este nuevo Blog :)
    Mil besos!

    ResponderEliminar
  4. Buenísimo.

    Te dije que aquel sentimiento te sorprendería cuando menos te lo esperes. Dudar es bueno, porque te permite hurgar más allá de las apariencias, pero al estar seguro ya no es necesario. Solo confianza en ti misma y en la otra persona.

    Eso sí, dudar a la valentía nunca.




    Te quiere,
    Chule.

    ResponderEliminar
  5. ¿Y por qué no?

    No existen dudas sobre lo que para uno carece de importancia. Duda es la marca de una búsqueda, duda es a veces el motor que nos acerca a la meta.

    Dudo porque hay algo incierto, dudo porque hay un temor terrible...

    ... y más dudo porque hay un anhelo impaciente.

    ResponderEliminar